Hola, ¿cómo estás?

Hoy en la sección de negocios tocaremos un punto clave de toda empresa en crecimiento, obtener rentabilidad y/o dividendos en los primeros años o re invertir para crecer a largo plazo. Siendo una de las cuestiones recurrentes que suelen surgir en todas las empresas durante su fase de consolidación.

De hecho, la necesidad de presentar ganancias a corto plazo puede producir un efecto dañino en una empresa, si no se tiene en cuenta su capacidad de crecimiento. En una breve exposición a empresarios de México, Carlos Kasuga, explica que en su cultura (al ser de origen japonés). Las empresas no buscan ganancias o no se extraen dividendos en los primeros 20 años, buscando que así crezcan sólidas y puedan tener un futuro próspero. Aquí un fragmento de esa exposición.

 

También Como lo señalan en Minicreditosconasnef.com

Muchas empresas renuncian a invertir de cara al futuro para evitar pedir un préstamo que perjudique su cuenta de resultados. Sin embargo, cada día es más frecuente en el mundo de los negocios el renunciar a beneficios inmediatos para poder crecer en su sector con mayor fuerza, con esto buscando asegurar su supervivencia en el futuro.

Negocios rentables ¿Ganancias inmediatas o crecimiento?

La clave de este proceso es la diversificación. Las inversiones suelen ser positivas si con ellas conseguimos diversificar y, por tanto, reducir los riesgos de que los malos resultados en un sector determinado perjudiquen a toda la compañía. Este constituye el verdadero crecimiento de una empresa y es algo por lo que merece la pena apostar.

Es importante aclarar que cada proyecto cuenta con sus propias particularidades, por lo que esta no debe ser una regla general, pero si debe tenerse en cuenta al desarrollar nuestra estrategia de negocio.

La mejor vía para esto es apostar por un crecimiento sostenido, aunque esto reduzca nuestra rentabilidad a corto plazo.

Muchas empresas en la actualidad han optado por este modelo de negocio. Un paradigma de ello es la empresa Amazon, que dedica gran parte de sus ganancias a generar nuevas vías de negocios, aumentar sus canales de distribución e incrementar su presencia en nuevos mercados.

Aunque durante la última década no se haya caracterizado por ser una empresa con unas ganancias elevadas, lo que sí ha conseguido es garantizar su supervivencia en mercados estratégicos que cada día son más competitivos.

Aprender de este ejemplo, puede marcar la diferencia entre conseguir establecer un negocio a largo plazo o conseguir beneficios durante un breve periodo de tiempo para finalmente desaparecer por la incapacidad de competir con las nuevas empresas asentadas en nuestro sector.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados