¡Hola!, antes de iniciar quiero felicitarte por buscar opciones para mejorar tu situación. También agradezco que me leas y me dejes ser parte del cambio.  El tema de hoy es uno que puede sonar muy trillado o muy amarillista, en el sentido cómo los medios han ido glorificando al millonario y menos preciando al que no tiene.

Sin embargo el origen de este pequeño artículo es para darte un poco de azúcar en ese trago amargo que tendrás al leer la siguiente frase.

¡No eres rico porque no quieres!

Me permito repetir esa frase a diario, ya que cada vez veo más gente estresada y frustrada por el hecho de no tener millones en sus cuentas así como grandes empresas que le den vida de lujos. Así que vamos a tema.

¿Qué es ser rico?

Empecemos definiendo que es la riqueza.  La riqueza es la abundancia de recursos que son valorados, con posesiones materiales o con capacidad de control de mencionados activos.  En otras palabras. Ser rico es tener, más de lo mínimo necesario para vivir, en ese contexto parte nuestra charla de hoy.

Aquí es donde pregunto, y piensa bien la respuesta ¿Ganas hoy lo necesario para vivir? Reitero piensa bien tu respuesta, debido a que lo necesario para vivir solo corresponde a lo siguiente:

  • Techo / Hogar = Un lugar para ti y tu familia ya sea rentado o propio. Por favor no incluir una casa para vacacionar, programas de departamentos o condominios compartidos, etc.
  • Servicios = agua, luz, gas. (Se puede agregar el Internet ya que se ha vuelto derecho universal).
  • Educación = En caso de tener hijos y/o seguir estudiando esto es prioridad.
  • Alimento = Alimentación en casa para todo el mes, no tomar en cuenta las salidas a restaurantes, puestos de comida y similares.
  • Transporte = Ya sea un transporte público o un vehículo por familia.

Te apuesto que en cualquiera de estos puntos o más de uno, empezaste a contabilizar un aspecto que precisamente no es “mínimo necesario”. Por ejemplo  en hogar una casa con alberca o en transporte un auto de lujo.

La realidad es que en la mayoría de los casos estamos viviendo para pagar. Eso no es tan malo si lo haces de manera responsable y tus decisiones van de acuerdo a tu capacidad de pago.

La verdad de nuestra realidad

El problema se nos presenta cuando la capacidad de pago (Tu sueldo/ingreso mensual) se ve igualada al nivel de pagos (de deuda) que tienes.  Más de uno nos hemos visto apretados alguna vez, ya sea por una compra no programada o hecha sin pensar, que hace que se desbalanceen  nuestras finanzas.

En el post anterior habíamos hablado del ahorro y de cómo ahorrar en tres simples pasos, si no tuviste la oportunidad de leerlo, puede ser de ayuda. Esto debido a que platicábamos de cómo deberíamos de comprar las cosas.

El ejemplo presentado mencionaba la compra de un coche y no tengo el dinero para el enganche. Debo Ahorrar para reunir el dinero necesario para pagar ya sea el enganche o todo el coche (dependiendo de cada quien).

De acuerdo al ejemplo, ¿qué es lo que hacemos hoy?, pedir prestado por lo general ya sea a un banco o algún familiar. Es ahí donde empieza el lastre que no te deja avanzar a la riqueza y así nos preguntamos ¿por qué no soy rico?

El principal enemigo de la riqueza es la deuda

por que no soy rico

¿Por qué no soy rico?

Mi esposa me diría pero si no te endeudas nunca tendrás nada. En cierta parte es cierto porque hoy no contamos con el hábito de ahorrar y esperar por algo, ponte a pensar estamos en un momento en la vida para que, no queremos esperar ni por una hamburguesa.

Pero ¿por qué es tan difícil ser rico?, porque nos encanta gastar en algo que no podemos pagar. Así de sencillo, es el origen del problema. Vivimos pagando hipoteca, financiamiento de un carro, mensualidad de las tarjetas de crédito, etc, etc.

Si vamos desmenuzando esa última frase en números explicará mejor lo que trato de decir.

Hoy Ganas 10,000 pesos al mes. Pagas 3,500 pesos de renta/hipoteca, 3,000 pesos de tu auto, 3,000 pesos de tarjetas. Tienes 500 pesos para subsistir el mes.

Cómo no lo logras con ese dinero, lo que haces es volver a pagar con tarjeta para financiarte y el próximo mes el pago de tarjetas ya no será 3,000, si no 3,200. Felicidades ya solo te quedan 300 pesos al mes o mejor dicho tu capacidad de pago está ocupada en un 99.97%.

¿Así cómo piensas ser rico?, ¿cómo vas a ahorrar?, ¿cómo vas a invertir?

Bueno, si sigues leyendo es debido a que realmente te interesa saber cómo ser más rico, en los párrafos anteriores dejamos claro que tan mal nos va por tomar malas decisiones. Si ese Iphone XX es una mala decisión, no es una necesidad es un deseo.

Ahora es momento de re programar lo que hemos venido haciendo mal para empezar a ir por el camino correcto.

Para lograr estabilizar una vida de malas decisiones financieras o de administración del dinero, necesitamos disciplina y orden. Pero sobre todo el apoyo de toda nuestra familia, amigos y por supuesto de nuestra pareja.

Recuerda que lo más importante es empezar

Empieza por dejar de comprar pero ¡YA!, recuerda que cada compra te regresa dos pasos de lo que quieras avanzar, más si no haz ni siquiera planeado cómo vas a mejorar.

Una vez dicho lo anterior, date un tiempo a solas con tus finanzas. Suele sonar romántico pero es lo más sano que hay en el mundo. Vas a realizar el siguiente Ejercicio:

  1. Agrupa toda la deuda que tienes y consolídala (súmala).
  2. Revisa pagos mensuales que debes de hacer de deuda a largo plazo (mayor a 3 años).
  3. Suma todos los pagos mensuales que debes de hacer de deuda a mediano plazo (1 a 3 años)
  4. Prepara todos los pagos mensuales que debes hacer de deuda a corto plazo (hasta 1 año).

Ya que tienes estas cifras vas a conocer lo siguiente:

  • ¡No te asustes si debes mucho dinero!, por eso estás haciendo esto. Para pagarlo todo cuanto antes.
  • Para empezar a pagar las deudas pequeñas y el excedente liberado pagarlo a deudas más grandes. Ejemplo Pago Tarjeta de crédito y libero al mes 200 pesos, mismos que abono a deuda de coche, así sucesivamente.
  • Cuando liberes más del 20% de tu deuda ¡inicia a ahorrar!

Hasta aquí le dejamos la primera entrega para cambiar tus hábitos para dejar de preguntarnos ¿por qué no soy rico? y empezar a decirnos ¿cómo ser rico?. Esperamos haya sido de su agrado y tal vez fué un poco cruda, pero es necesario una sacudida de cabeza para entender.

Los esperamos para la próxima entrega y recuerda que estos artículos se vuelven valiosos cuando se comparten con sus familiares y amigos.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Una Respuesta